Actualidad Económica:


¿Qué es la financiación a corto plazo?

Préstamos Personales, Créditos Online, Préstamos Rápidos, Créditos Urgentes y otros muchos productos financieros, representan los vehículos de financiación que tenemos a nuestro alcance en los mercados.


¿Qué es el Confirming? ¿Qué agentes intervienen en una acción de Confirming?

El Confirming es un mecanismos de intermediación en operaciones comerciales que permite, en mucho casos, agilizar la ejecución de las mismas. 


¿Qué es un Préstamo Pignorado? y ¿Cuáles son sus ventajas?

Cuando hablamos de un Préstamo Pignorado, nos estamos refiriendo a un préstamos que ofrece como garantía un aprenda o varias, es decir, que la garantía asociada al mismo lo constituye uno o varios de nuestros bienes o activos que entregaremos como garantía.

Banner 300x600

¿Qué pasa si no pago mi préstamo personal?

Imagen artículo ¿Qué pasa si no pago mi préstamo personal?

El impago de nuestro préstamo personal puede conllevar graves consecuencias sobre nuestros bienes y capitales personales.

Francisco Hernandez de Pablos - Madrid

¿Qué pasa si dejamos de afrontar la amortización de nuestro préstamo personal?. Esta es una pregunta que en algún momento nos hemos hecho muchos de nosotros.

Y es que somos una sociedad que vive de prestado, gran parte de nuestros bienes y gastos habituales son afrontados con dinero proveniente de algún préstamo personal.

Vivimos al día, nuestra capacidad de ahorro es muy limitada, por no decir inexistente. Esto hace que ante cualquier imprevisto, nuestras economías domésticas se vean afectadas. Y es en ese momento, cuando dejamos de pagar nuestros Préstamos Personales.

 

  • Si dejamos de pagar nuestro préstamo personal ¿qué nos pude pasar?

Antes de nada, debemos tener una cosa clara con respecto a los préstamos de carácter personal, y qué los diferencia de otros préstamos, como el "Préstamo Hipotecario" ; y es que es una financiación, que con independencia de que sea a corto, medio o largo plazo, se constituye en torno a una garantía de carácter personal.

  • Y esto ¿qué quiere decir?

Cuando no afrontamos alguno de los plazos de amoritización de nuestros préstamos personal, la entidad dará paso a la aplicación de los conocidos, y tan temidos, intereses de demora (siempre superiores a los pactados en el préstamo) y los cuales se irán a sumar a la deuda ya de por si acumulada.

Si estos impagos se suceden durante meses, y continuamos dejando cuotas de amortización del préstamo sin pagar, seguiremos acumulando deuda y deuda, ya que los intereses de demora no dejarán de acumularse al principal.

Las entidades de crédito nos reclamarán el pago durante 3, 4 o 5 meses, tras dichas reclamaciones, la entidad nos enviará a nuestro domicilio una reclamación judicial del préstamo impagado, y es aquí donde vienen los problemas de verdad.

Al tratarse de un préstamo de garantía personal, la ejecución judicial irá contra nuestros, bienes, cuentas bancarias, nóminas o capitales personales, pudiendo embargarnos todos ellos.

  

 

  • ¿Qué hacer si no podemos afrontar la devolución de nuestro préstamo personal?

    Desde el momento en el que solicitamos un préstamo personal debemos llevar a cabo una efectiva planificación de nuestras finanzas personales, y en especial todo aquello referido a nuestros gastos periódicos.

    En principio, los desembolsos destinados a la amortización de nuestros préstamos deben ocupar un lugar prioritario dentro de nuestra planificación financiera.

    Las consecuencias de no afrontar dichos pagos pueden acarrearnos graves consecuencias futuras.

    • Embargo de nuestra nómina
    • Embargo de nuestra cuenta bancaria
    • Embargo de la vivienda o coches
    • Hasta el embargo de nuestra pensión
    • Ser inscritos en las listas de morosos, RAI y ASNEF.

    Antes de llegar a esta situación, es mejor afrontarla con el banco o entidad de crédito prestamista directamente. Ni a nosotros, ni a ellos les interesa llegar a una situación de impagos

    Con el banco o agente prestamista podemos llegar a diferentes acuerdos que nos permitan no caer en una situación de impago.

    • Alternativas de refinanciación de la deuda
    • Incrementar el horizonte temporal de la amortización del préstamo personal
    • Negociar un posible periodo de carencia

    Estas y algunas otras alternativas de renegociación de las condiciones de nuestro préstamo con total seguridad hará que el importe global de los intereses a pagar por la financiación sea mayor, pero por otro lado, lograremos continuar con el préstamo vivo, y lo que es más importante, sin poner en peligro nuestros bienes personales.