¿Puedo desgravarme por la compra de mi vivienda habitual?

Imagen artículo ¿Puedo desgravarme por la compra de mi vivienda habitual?

La posibilidad de desgravarse en el IRPF por la compra de la vivienda habitual viene condicionado principalmente a la fecha de adquisición de la vivienda y algún otro factor.

Francisco Hernandez de Pablos - Madrid

Las deducciones en IRPF por motivo de la compra de la vivienda habitual fueron eliminadas para todas aquellas adquisiciones de viviendas que se ejecutarán con posterioridad a la fecha de 1 de enero de 2013.

Y esto es importante tenerlo en consideración y más ahora que nos encontramos a las puertas de que comience la campaña de la declaración de la renta 2020. A este respecto, pocas son las novedades que nos trae esta nueva campaña en lo que se refiere al IRPF. Y respecto a las deducciones por la compra de una vivienda la cosa no ha cambiado mucho.

 

  • ¿Puedo desgravarme en el IRPF por la compra de mi vivienda habitual?

La respuesta sería “depende”, y ¿de qué depende?. Principalmente de la fecha de adquisición de nuestra vivienda habitual, si esta compra se llevó a cabo antes del 31 de diciembre de 2012 podremos beneficiarnos de la desgravación en nuestro IRPF.

Un dato importante al respecto, es que para poder optar a dicha desgravación no basta con haber firmado la adquisición del inmueble, deberíamos tener formalizada la hipoteca vinculada a la compra del mismo antes de la fecha de 31 de diciembre de 2012.

 

  • ¿Cuánto puede deducirse por la compra de nuestra vivienda habitual?

En caso de que podamos deducirnos por la adquisición de nuestra vivienda el importe a desgravarse podrá ser de hasta un 15% de lo pagado por nuestra hipoteca durante ese año. Un 15% que deriva del 7,5% del tramo estatal y otro 7,5% del tramo autonómico como norma general, aunque en este último caso, cada Comunidad Autónoma puede aplicar un porcentaje distinto.

Esta deducción se podrá aplicar sobre una base máxima de 9.040 euros anuales, or lo que tan sólo podremos deducirnos un máximo de 1.356 euros.

En esta base mínima de 9.040 euros anuales se podrán incluir todas aquellas costas vinculadas con la hipoteca, es decir;

→ Lo pagado en las cuotas

→ las amortizaciones anticipadas

→ los gastos de constitución

→ gastos por modificación o cancelación del crédito

→ Los gastos relacionados con comisiones o productos vinculados.

 

  • ¿Puedo desgravarme por la compra de mi vivienda si he modificado mi hipoteca en los últimos años?

La respuesta es que sí, pero con ciertos matices. En principio la modificación de las condiciones de la hipoteca no hace modificar su finalidad, la compra de la vivienda habitual, y por tanto no se pierde el derecho a deducirse por la compra de la vivienda asociada a la misma.

En caso de que hayamos modificado nuestra hipoteca en algunos de los siguientes aspectos podremos seguir beneficiándonos de la deducción en nuestro IRPF.

Adelanto de capital (amortización anticipada)

Novación de la hipoteca

Subrogación de la hipoteca

Contratación de nueva hipoteca, o ampliación de la misma para poder refinanciar la inicial.

 

En este último caso la Agencia Tributaria nos lo deja muy claro, podremos continuar deduciéndonos por la amortización de la parte inicialmente contratada y en ningún caso por la parte amortizada del capital ampliado.

 

728x90