Depósitos a Largo Plazo

Los Depósitos a largo plazo o también conocidos como imposiciones a largo plazo, son productos financieros de ahorro.


Características principales de los Depósitos a largo plazo.

Lo primero de todo, partimos de la imposición de una cantidad de dinero en un producto depósito, con la firma del contrato cerraremos el plazo de imposición y la rentabilidad acordada. Las principales características de los depósitos a largo plazo son;

  1. El periodo de imposición siempre es superior al año. Así podemos tener;
    • Depósitos largo plazo de 1 a 5 años
    • Depósitos a largo plazo de 5 a 10 años
    • Depósitos a largo plazo a más de 10 años
  2. El dinero depositado queda inmovilizado hasta la fecha de vencimiento del depósito a largo plazo, como ya sabemos, de un año en adelante.
  3. Los intereses generados pueden ser cobrados al finalizar el plazo de la imposición o bien que estos intereses nos sean abonados en nuestra cuenta de manera periódica. Esto dependerá en todo caso del tipo de depósito a largo plazo contratado. Para encontrar aquel depósito que más se adecua a lo que realmente estamos buscando no dudes en usar nuestro comparador de depósitos gratuito
  4. Muchos de los depósitos a largo plazo, que no todos, no nos dan la opción de hacer uso o disposición del dinero del propio depósito con fecha anterior al vencimiento de este; Eso sí, no debemos olvidar que este hecho nos acarreará alguna penalización y seguramente comisiones extraordinarias.
  5. Los Depósitos a largo plazo, nos ofrecen una rentabilidad superior que los depósitos a corto plazo y todavía una mayor rentabilidad que la que nos ofrecen los depósitos a la vista.
  6. Los Depósitos a largo plazo son productos de ahorro destinados a ofrecernos una rentabilidad fija. En ningún casos son productos bancarios o financieros que permitan llevar a cabo acciones de operativa diaria, ni domiciliaciones de recibos, este tipo de acciones son más propias de una cuenta corriente.

¿Qué intereses nos ofrecen los depósitos a largo plazo?

Generalmente los intereses que nos ofrecen las entidades financieras por nuestros depósitos a largo plazo van a depender de;

  1. El plazo de la imposición a largo plazo. A mayor tiempo de imposición, la rentabilidad ofrecida por el depósito será mayor.
  2. El Importe; Es cierto, que ante importes similares o donde la diferencia de estos sea pequeña, los intereses no van a ser diferentes. Pero si el importe destinado al depósito es suficientemente elevado, seguramente podremos negociar unas mejores condiciones para nuestro depósito a largo plazo.
  3. La Entidad financiera o banco;
  4. Cada banco o entidad financiera ofrece una modalidad específica de depósitos a largo plazo. Con diferentes plazos y diferentes intereses.

Para poder encontrar el depósito a largo plazo más interesante para ti, no dudes en utilizar nuestro comparador de depósitos de manera totalmente gratuita.

Aquí se muestran los siguientes productos de depósitos a largo plazo