Depósitos

Los Depósitos a plazo son productos bancarios de ahorro. Estos productos comercializados por entidades bancarias y financieras son también conocidas como imposiciones a plazo fijo.


¿En qué consisten los Depósitos Bancarios o imposiciones a plazo fijo?

Son productos financieros de ahorro,donde el contratante (sujeto que realiza la imposición a plazo fijo), hace entrega o deposita una cantidad determinada de dinero, comprometiéndose a no retirarlo de la entidad receptora, ni hacer uso del mismo durante un periodo de tiempo determinado en el propio contrato del depósito.

La entidad receptora del dinero o comercializadora del depósito, se compromete, una vez transcurrido el plazo fijado, a devolver la aportación inicial más los intereses pactados en contrato.

¿Qué método de pago de intereses a plazo fijo nos ofrecen los Depósitos?

Cuando se contrata alguno de los depósitos bancarios que se pueden encontrar en los mercados financieros, estos nos pueden ofrecer la posibilidad de cobrar los intereses generados en dos modalidades.

  1. Cobro de la aportación más los intereses de una sóla vez al final del plazo del depósito. Es la forma más tradicional. Una vez efectuada la imposición a plazo fijo, debemos esperar a que finalice el plazo definido para poder recuperar tanto el principal como los intereses generados.
  2. Cobro de intereses en modalidad de renta o periódica. Bajo esta modalidad de depósitos, los intereses se nos irán abonando en nuestra cuenta corriente a medida que se vayan generando. Al final del periodo se nos abonarán en cuenta el último plazo de los intereses más el principal depositado.

Ventajas de los Depósitos Bancarios

Cuando nos decidimos por buscar una rentabilidad a nuestro dinero, y más si buscamos obtener una rentabilidad segura, es muy posible que uno de los productos financieros en los que pensemos primero serán los depósitos bancarios..

Si finalmente nos hemos decantado por efectuar una imposición a plazo fijo, debemos tener en cuenta cuales son las principales ventajas que estos productos financieros nos ofrecen.

  1. Posibilidad de encontrar una elevada variedad de depósitos en cuanto a los plazos de vencimiento. Depósitos a Corto Plazo
    • Depósitos a 1 mes
    • Depósitos a 3 meses
    • Depósitos a 6 meses
    • Depósitos a 12 Meses

    Depósitos a Largo Plazo

    • Depósitos de 1 a 5 años
    • Depósitos de 5 a 10 años
    • Depósitos más de 10 años
  2. Estamos ante un producto altamente seguro, los depósitos además de estar respaldados por la propia entidad, se encuentran cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos”.
  3. Rentabilidades Garantizadas (Salvo alguna excepción)
  4. Productos resguardo frente a las incertidumbres del mercado
  5. Son una alternativa muy interesante y segura de poder invertir nuestros ahorros

No son muchos los Depósitos a Plazo o imposiciones a plazo que podemos encontrar en el mercado. Los podemos encontrar con mayores o menores rentabilidades, a mayor o menor plazo de vencimiento. Por tanto, te animamos a que uses nuestro comparador de depósitos totalmente gratuito y encuentra aquel se más se pueda ajustar a tus necesidades.

Aquí se muestran los siguientes depósitos

Artículos relacionados


Ventajas e inconvenientes de una tarjeta de crédito

Disponer de dinero en cualquier lugar y a cualquier hora frente a los intereses que tendrás que abonar al banco. Tú decides si te compensa o no utilizar una tarjeta de crédito.


¿Qué debemos saber antes de solicitar préstamos personales?

Los préstamos personales están a la orden del día. Los utilizamos para comprar una lavadora o para cambiar la televisión. Pero antes de solicitar cualquier tipo de préstamos personales has de tener muy claros algunos conceptos que afectarán a su devolución.


¿Qué es el código IBAN?

Con el objetivo de unificar códigos y facilitar las transferencias, las entidades internacionales pusieron en marcha el uso del IBAN, una forma de identificar la procedencia de cada una de las transacciones.