¿Qué significa tener un seguro médico con reembolso?

Imagen artículo ¿Qué significa tener un seguro médico con reembolso?

No estar limitado por el cuadro de especialistas de tu compañía es, sin duda, una de las mayores ventajas del seguro médico con reembolso. Su principal inconveniente, el precio más elevado que tiene.

Oscar Fierro González - Madrid

Contar con un seguro médico privado es un ‘privilegio’ que cada vez más personas tienen en España. La saturación de la sanidad pública es uno de los principales motivos que llevan a la contratación de este servicio. Sin embargo, antes de decantarte por uno u otro has de conocer cuáles son las ventajas, inconvenientes y clases de seguros.

Uno de ellos es el seguro médico con reembolso. ¿Qué debemos saber de él?

  • Lo primero que has de saber del seguro médico con reembolso es que sus cuotas son más elevadas. Dependiendo de la compañía con la que te asegures el precio variará pero siempre será más alto que otro tipo de seguro.
  • La principal particularidad que tiene el seguro médico con reembolso es que te permite acudir a cualquier clínica o médico, sin excepción. Si el facultativo forma parte del cuadro médico de tu seguro, las condiciones son iguales que cualquier otro seguro. Si embargo si optas por un doctor o centro hospitalario que está fuera de tu compañía tendrás que abonar el importe de la consulta o del tratamiento. La particularidad es que, si tienes contratado el seguro médico con reembolso, a posteriori, tu seguro devolverá entre el 70 y 100 por cien del coste generado, según lo establecido en cada una de las pólizas.

Este tipo de seguros es de gran utilidad para aquellos que no quieren verse limitados por lo médicos que le ofrece su compañía.

Sin embargo has de pensar cuántas veces vas a utilizar este servicio y si realmente te compensa pagar la mayor cuota ya que, antes de contratar el servicio puedes comprobar a qué compañía están suscritos los facultativos que deseas visitar y contratar según tus preferencias ya que pagar un sobrecoste por algo que, quizás no utilices, resulta contradictorio, especialmente para tu bolsillo.