¿Cómo salir de Asnef?

Imagen artículo ¿Cómo salir de Asnef?

La crisis económica ha llevado a muchas personas a pedir préstamos que después no han podido devolver, provocando su entrada en las temibles listas de Asnef.

Diario Económico - Madrid

Las dificultades económicas pueden llevarnos a solicitar a las entidades bancarias o prestamistas más dinero del que realmente podemos devolver. Esta situación puede provocar que terminemos dentro de las temibles listas de morosos. Si entrar en esta lista es muy simple, salir, no es tan sencillo.

Lo primero que debes saber es si realmente estás en una lista de Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito). Para ello, una de las formas más sencillas es preguntar directamente en una entidad bancaria o buscar en la propia página de Asnef.

Si tu nombre aparece, seguramente tengas deudas pendientes a las que tendrás que hacer frente. Sin embargo, en muchas ocasiones, una vez has hecho frente a todos los pagos pendientes, tus datos continúan registrados en Asnef.

Para pedir la baja de los ficheros de Asnef o de otras listas de morosos, lo primero que has de hacer es demostrar, con documentos, que ya has saldado la deuda. Esta documentación tendrás que presentarla junto con los formularios correspondiente de Asnef en dicha entidad y esperar su tramitación. El problema es que este proceso, en ocasiones, se demora, por lo que, si en algún momento entras en la lista de morosos, nada más saldar tu deuda, deberás asegurarte que te dan de baja.

Una vez te hayan borrado de los ficheros de Asnef, nadie sabrá que has estado en ellos. Esto antiguamente no se producía y una vez habías entrado en esta lista, aún tras eliminar tu deuda, tu nombre seguía figurando.

¿Para qué sirven las listas de Asnef?

Aunque parezca que esta lista sólo existe para hacernos la vida imposible, la realidad es que también es útil para consultar datos de determinadas personas antes de realizar con ellas una transacción. Según del lado en el que te encuentres, verás su parte positiva o negativa. Por eso, lo mejor, es tratar de solicitar sólo el dinero que puedes devolver.